Mochilas Fjällräven Kånken imponiéndose en el streetstyle

Están en todos lados y lo mejor de todo es que puedes encontrar tu favorita en nuestra página web.
1111
30 ago 2015 | | Productos

Hace un tiempo he notado que las ahora famosas mochilas Kånken se han ido tomando poco a poco las espaldas de los más estilosos del mundo y de Chile. Un elemento outdoor, sinónimo de comodidad. Un accesorio práctico, que se ha empezado a incorporar en nuestro diario vestir. Una vez más la moda, la comodidad y el outdoor se juntan en una prenda, esta vez en una Kånken. Están por todos lados, tanto en las calles de ciudades como París, como en un trekking en la Patagonia. En una época donde las mochilas han remplazado a los bolsos y carteras, las Kånken llegaron para quedarse.

Un clásico en la espalda de todos los suecos, Fjällräven es una conocida marca de Suecia de ropa y accesorios de montaña. La historia de Fjällräven tiene su inicio en el año 1950, cuando su fundador  Åke Nordin, un joven de 14 años, estaba preparándose para salir a una travesía por las montañas del norte de Suecia. Nada contento con el tipo de mochilas que se podían comprar en Suecia, ya que creía que eran o demasiado chicas, cero cómodas o demasiado largas y grandes, se le ocurrió una brillante idea: construir su propia mochila. Un tiempo después todo el mundo quería una. No se equivocó en su emprendimiento, pues a finales de los años 70, una estadística mostraba que el 80% de la población sueca se quejaba de dolores en la espalda alguna que otra vez y qué mejor que una Kånken para trasladar las cosas. Así en agosto de 1978 se lanzaba el producto estrella de Fjällräven, la mochila Kånken, la cual fue creada en cooperación con la federación sueca de Boy scouts. El primer año de su comercialización se vendieron 400 ejemplares, el segundo 30.000. Hoy en día se hacen 20.000 ejemplares cada año y se venden en todo el mundo. El modelo de hoy en día sigue siendo el mismo de 1978.

Kånken es una simple mochila hecha a medida de las necesidades de los escolares, construida en un material que absorbe  lluvia y nieve rápidamente. Es una mochila que realmente pesa poco vacía, y que queda bastante alta situada en la espalda. Tiene además dos tiritas en la parte de arriba por si se quiere llevar en la mano como una bolsa en vez de colgarla. Además cuenta con un bolsillo interno para notebooks, otro externo en el frente y dos en los costados, ideal para llevar botellas de agua. Su logo además funciona como reflector para la noche.

Estas mochilas están creadas para ser eternas. La marca tiene una política súper ecologista y la idea de un producto duradero y atemporal, es la respuesta a los millones de productos desechables que se crean año a año en el mundo, sobre todo en la industria de la moda donde todo está pensado en temporadas.  Para algunos pueden parecer muy caras, pero los nórdicos las adoran justamente porque son una inversión y que les durarán años. 

El nombre Fjallraven significa zorro escandinavo del ártico, un animalito en peligro de extinción y que como se podrán imaginar al ser el emblema de la marca es muy importante para ellos. Todos los años sacan una edición limitada de las mochilas, cuyas ganancias van directamente a los santuarios que protegen esta y otras especies en peligro de extinción. Además tienen una política de "fair trade" o comercio justo, de ayuda social, de conservación ecológica y de economía responsable. Forman parte de la "Sustainable Appareal Coalition", un grupo de más de 80 empresas y GNO's de ropa y calzado que trabajan para reducir el impacto ambiental y social que tiene la industria de ropa y calzado en todo el mundo.

 

¡Corre por la tuya!

 

30 ago 2015 | | Productos

Artículos Relacionados