Aventura en hielo

Esta vez la aventura de Constanza Orellana fue gélida, se expuso a bajas temperaturas para hacer lo que más le gusta en un paisaje diferente.
0
14 jun 2015 | | Aventura

El pasado 21 de mayo, nuestra embajadora Conti Orellana participó en la primera parte del curso de progresión y escalada en hielo que imparte la empresa especialista de montaña Andes Solution

Antes de empezar el relato, les aclararemos algunos conceptos claves para entender el lenguaje técnico de la escalada.

  • Rápel: Es un sistema de descenso por superficies verticales. Se usa en lugares donde el descenso de otra forma es complicado, o inseguro. Es el sistema de descenso autónomo más ampliamente usado, ya que para realizar un descenso sólo se requiere, –además de conocer la técnica adecuada–, llevar consigo el arnés y un descensor. El rápel es usado en excursionismo, montañismo, escalda en roca, y otras actividades que requieren ejecutar descensos verticales. También es utilizado en rescate, tanto en los medios naturales como en los urbanos, así como en operaciones militares.

  • Reunión: Una reunión es un sistema de seguridad que le sirve al escalador para asegurarse al final de un largo mediante cuerdas o cintas y anclajes en la pared, casi siempre formando un triángulo. El escalador puede usar la reunión para realizar el descenso. En vías de varios largos, la reunión es el lugar en el que suelen reagruparse los escaladores después de cada largo.

  • Largo: Distancia que se recorre de una reunión a otra.

DIA PREVIO AL CURSO – 20 de junio de 2015

Eran las 19:30 horas y nos reunimos con los profesores y los demás alumnos del curso en la Universidad Mayor, para tener una clase teórica antes de ir a terreno y además aprovechamos de organizar la salida del otro día y las comidas.

DIA 1 – 21 de junio de 2015

Salimos de Santiago a las 8 am hacia el Cajón del Maipo, llegamos hasta el sector donde se dejan los autos para empezar con el trekking hacia la Laguna El Morado. Algunos, entre esos yo, seguimos hasta más arriba en la camioneta, ya que íbamos muy cargados. Al llegar hasta lo más arriba con la caminioneta, nos estacionamos y caminamos finalmente unos 30 minutos hasta llegar al campamento. 

En el campamento armamos las carpas, almorzamos y comenzamos  a practicar nudos, que luego los usaríamos en el glaciar. Ese día no hicimos nada más que eso. Llegaba la noche y el frío se empezaba a notar, ya cuando el sol se puso y era la hora de acostarnos se ponía cada vez más y más helado. Esa noche pasé mucho frío durmiendo con mi saco -3, un polar, patas y calcetines. No dormí casi nada.

DIA 2 – 22 de junio de 2015

Al otro día nos levantamos tipo 10, ya que con el frío es casi imposible levantarse antes, tomamos desayuno todos juntos en una carpa, nos vestimos bien arropados y nos fuimos caminando al glaciar. Llegamos a él y epezamos con las actividades que consistían en caminar en zigzag por el glaciar siempre con crampones y luego caminar hacia arriba, después de eso nos encordamos de a tres personas aplicando los nudos que aprendimos el día anterior, comimos un snack y nos fuimos a una pared de hielo donde Óscar –uno de los guías del curso– nos mostró cómo se hacia una reunión explicando cada paso. Luego nos fuimos a la carpa muertos de frío, cocinamos tallarines con atún y salsa de tomate, nos quedamos ahí por un largo rato y nos fuimos a acostar nuevamente. Traté de abrigarme más, pero el frío y el viento eran insoportable para mí.

DIA 3 – 23 de junio de 2015

El día tres también nos levantamos como a la misma hora del día anterior, tomamos un buen desayuno, nos abrigamos y partimos nuevamente a la pared donde estuvimos practicamos la reunión que nos habían enseñado el dia anterior. ¡Luego se venía la mejor parte! Subir al glaciar a escalar. Llegamos al glaciar y escalamos sólo un rato, ya que se nos iba la luz y estábamos realmente congelados, especialmente yo, ya que mis botas no eran aptas para la temperatura y estaban muy heladas y no estaba preparada para tan frío polar. Bajamos nuevamente al campamento a calentar agua, hacer la comida y a dormir, última noche  y seguía pasándolo muy mal por el frío.

DIA 4 – 24 de junio de 2015

Último día, desperté y me di cuenta que tenía un par de cosas congeladas dentro de la carpa y con el reloj de un compañero del curso nos dimos cuenta que en la noche hubieron -15 grados. En la mañana –luego de despertamos y con calma tomar desayuno y ordenar las cosas para que así en la tarde no tuviéramos que perder tiempo ordenando y desarmando todas las carpas– nos fuimos tipo 12 al glaciar y seguimos escalando. Luego de eso, se desarmaron las rutas y el profesor Sebastián hizo un largo de 60 metros para que nos enseñara a rapeliar pero para eso debían subir de a dos al mismo tiempo, pero en la espera con mucho frío con Consuelo mi compañera no resistimos más y nos devolvímos a la carpa a desarmar y ordenar lo que quedaba  para cuando llegaran irnos rápido. Bajamos todos muy cansados, nos subimos a las camionetas y nos fuimos a comer a un restorán chino y cada uno para su casa.

Como curso era muy bueno tenía mucho contenido los profesores muy muy bueno pero como experiencia propia no pensé que el frío me la ganaría tanto, no fui preparada para ese extremo de frío pero ahora sé qué es lo que debo llevar para esos fríos extremos, pues mi próxima aventura es a la Patagonia en pleno invierno.

14 jun 2015 | | Aventura

Artículos Relacionados