Europa en dos Ruedas

EuroVelo es el proyecto más grande del mundo en rutas para bicicletas, en Kauken queremos contarte más sobre este importantísimo proyecto.
Captura de pantalla 2015 05 29 a la(s) 12.15.50
28 may 2015 | | lifestyle

EuroVelo es el nombre del proyecto más grande en rutas para bicicletas, organizado por la Federación Europea de Ciclistas. La extensión de EuroVelo equivale a 16 veces el largo de Chile, mientras que la ciclovía más larga de la red –Iron Curtain Trail– tendrá 10.400 kilómetros, o sea más del doble de larga que Chile.  

El objetivo es desarrollar una red de rutas de larga distancia tanto para locales como cicloturistas que deseen conocer la región sobre dos ruedas. ¿Cómo? A través de 15 ciclovías que conectan a 43 países de la zona para deslumbrarse de la cultura y los paisajes únicos del antiguo continente. 20.000 de los casi 70 mil kilómetros ya están funcionando y se espera que esté totalmente lista en 2020. Es otra alternativa de fomento al turismo sustentable y de potenciar lugares y actividades típicas de cada lugar que crucen.

Las rutas están construidas a partir de rutas preexistentes y de diseños nuevos de construcción que favorecen la conexión entre las nuevas y las más antiguas, aprovechando de impulsar el uso de las bicicletas como medio de transporte. EuroVelo es un concepto similar al proyecto estadounidense de ciclovías East Coast Greenway o la canadiense Trans-Canada Trail. Sin duda será la nueva manera de conocer uno de los continentes con más historia, convirtiéndola en un paseo cultural inolvidable, que promete deslumbrar tanto a turistas como locales aficionados o no del ciclismo. En la página web tienen recomendaciones para todo tipo de viajeros. Por ejemplo si se está interesado en la historia europea, recomiendan la tres y la cinco que siguen El Camino de los Peregrinos, mientras que la 2 vincula alguna de las grandes capitales de Europa. Algunas de las ciclovías más interesantes son:

Ruta de la Costa Atlántica:

Tendrá 8.186 kilómetros de extensión y unirá a seis países. Parte en Nordkapp, Noruega, pasa por el Reino Unido, seguido de Irlanda, Francia, España hasta Sagres una ciudad al sur de Portugal. En esta ruta se puede apreciar cómo el paisaje cambia de nórdico a mediterráneo, una experiencia única sin duda. ¿Qué visitar? Sí o sí pasar por los Acantilados de Moher en Irlanda. Además se aconseja parar en las ciudades-puertos como Bergen en Noruega y Nantes en Francia y disfrutar la cultura vinculada a la pesca y sus tradiciones.

Ruta del Sol:

Al igual que la anterior, la Ruta del Sol también comienza en Nordkapp, pero ésta sigue por Suecia hasta La Valeta, la capital de Malta. En total, son 7.409 kilómetros y pasa por nueve países, entre los que están Finlandia, Dinamarca, Alemania, Austria e Italia. En esta ruta se puede conocer la cultura de los indios Sami, autóctonos del norte de Noruega. Visitar los Templos Megalíticos de Malta declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y pedalear por la ya famosa ciclovía que bordea el río Elba en Alemania, son un must de este recorrido.

Ruta del Mar Báltico:

Una ruta interesante. En este camino uno es libre. La gracia aquí es que se puede empezar y finalizar el recorrido donde uno quiera, ya que es la única de las ciclovía que permite volver al lugar de inicio. En 7.980 kilómetros conectará nueve países: Lituania, Letonia, Estonia, Rusia, Finlandia, Suecia, Dinamarca, Alemania y Polonia. Al igual que la Ruta del Sol, conecta 9 países, pero en un tramo un poco más largo, de 7.980 kilómetros que permiten visitar Polonia, Alemania, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Rusia, Estonia, Letonia y Lituania. La federación recomienda visitar la capital invernal del ciclismo finlandés Oulu y aprovechar de conocer los edificios antiguos de ciudades como Tallin en Lituania y Riga en Letonia.


Iron Curtain Trail o Cortina de Hierro:

Una experiencia sobre la historia de la división Europea. Es la más larga de todas. La ciclovía cuenta con 10.400 kilómetros y la gracia es que conecta Europa Occidental con el lado Oriental a través de un enorme recorrido por 20 países. Su particularidad es que a través de un gran trayecto se pueden apreciar las diferencias tan marcadas en un mismo continente. Sin duda aquí las paradas obligatorias son edificios, monumentos y museos que nos recuerdan la división de Europa pero que nos deja conocer su historia.


 

+

Para tener más información sobre nuevas rutas visita, recomendaciones y actualizaciones visita:

http://www.eurovelo.org/

 

28 may 2015 | | lifestyle

Artículos Relacionados