El Kilimanjaro: Montañismo en el corazón de África

Uno de nuestros amigos realizó la titánica tarea de subir el Kilimanjaro en Africa. Aquí comparte la experiencia con Kauk'en y todos ustedes.
Scenecio kilimanjari
3 may 2015 | | Aventura

El Kilimanjaro es la cumbre más alta de África con 5.895 mt, formado por tres volcanes inactivos, el Shira, el Mawenzi y el Kibo. Está ubicado en el norte de Tanzania y prácticamente colinda con Kenya. Moshi, el pueblito que está a sus faldas es sorprendentemente limpio, lleno de plantaciones de café y árboles de platano. Junto a Arusha conforman uno de los núcleos turísticos más concurridos en Tanzania famosos por sus safaris y trekkings.

¿Por qué el Kilimanjaro?

Muchas de las personas que por algún motivo saben de mi viaje me preguntaron que por qué África y por qué el Kilimanjaro y más todavía ¡por que solo! La verdad es que después de haber viajado por el sudeste se me abrió mucho más el apetito de conocer lugares a los que no todo el mundo va, lugares a donde uno tiene que investigar como es y más todavía conocer culturas distintas. El haber ido solo fue fundamentalmente porque tenía claro que nadie me iba a acompañar y yo creía que era ahora el momento de hacerlo. En un principio opté por lo más fácil, voy a Sudafrica y a Botsuana, después de un tiempo pensé que si ya estaba invirtiendo mi plata y tiempo en ir a África tenía que ser a algo diferente y no el África al que todo el mundo va con Safaris lujosos y comida occidental. Comencé a investigar en internet el top 10 de atracciones en África y empecé a considerar atracciones que estuvieran cerca, me di cuenta que el Maasai Mara y el Kilimanjaro (Kenya y Tanzania) estaban a una distancia que al ojo se veía razonable y era mi mezcla perfecta: animales y trekking. Soy un dog lover a fondo y muy fanático de los animales también, por el otro lado junto a un par de amigos hemos subido los típicos cerros que rodean Santiago y me siento muy cómodo en el aire libre. Dos meses después de haber hecho esta investigación ya tenía mis pasajes comprados a Kenya y mandando mails a guías tanzanos para el trekking al Kilimanjaro. Como siempre el Lonely Planet fue clave y me dio información muy valiosa para el día a día en ambos países y para guiarme en donde tenía que quedarme.

Me esperaba un largo viaje antes de llegar a Nairobi (Kenya). Partí el jueves 5 de marzo desde Santiago hasta Sao Paulo, luego de Sao Paulo hasta Johannesburg y finalmente desde Johannesburg hasta Nairobi, fueron aproximadamente 24 horas viajando incluyendo escalas. Llegué muerto de cansado a Nairobi.

Nairobi es la ciudad más poblada de África Oriental y es una de las ciudades más prominentes de África tanto política como económicamente y definitivamente un centro social. Trafico constante pero del que puedes estar parado 15 minutos sin moverte, los semáforos están prendidos pero no son considerados (hay un policía en cada intersección) y como muchos países subdesarrollados, lleno de motos. Esa noche dormiría en Nairobi para partir muy temprano al día siguiente en un shuttle a Moshi en Tanzania ya para comenzar mi trekking. Llegué a Moshi el día sábado 7 y en el hostal me estaba esperando Babu, mi guía, para darme el breafing de mañana, aquí partió mi aventura.

 

Dia 1 : Machame Gate (1.800 mt) a Machame Camp (3.000 mts) 9 kilometros

 Foto: Letrero a la entrada del parque (Machame Gate)

El primer día salimos desde el hostal a las 9 am camino a Machame Gate (1.800 mt), nuestra puerta de entrada al Kilimanjaro. Camino a Machame Gate fuimos pasando a buscar al crew que me acompañaría, cocineros, porteros y el guía, ahí me di cuenta que sería el único turista. Llegamos a la entrada del parque y mientras distribuíamos toda la carga (víveres, ropa, carpas, etc) entre todas las mochilas empecé a hablar con otros turistas que subían con otros guías y me di cuenta que realmente había gente de todos lados.

Empezamos la caminata por un sendero rodeado de una selva muy densa, muy húmeda pero afortunadamente con mucha sombra. Tuve la oportunidad de ver monos, muchos pájaros y un camaleón! El guía me comentaba que por una de las rutas (Lemosho) que empieza por el lado keniata puedes hasta encontrar elefantes en el primer día. Después de haber caminado aproximadamente 9 km llegamos a Machame Camp, la altura todavía no me hacía efecto. Fuimos a firmar a la cabaña del ranger (en todos los campamentos hay un ranger) y los porteros pesaron sus mochilas, ninguna puedes superar los 20 kilos. El paisaje seguía siendo selvático pero ya no tan denso ni tan húmedo, jugamos cartas con el cocinero, comimos, breafing del próximo día y a dormir.

Vegetación: foto del primera día cuando era selva.

 

Día 2: Machame Camp (3.000 mts) a Shira Camp (3.840 mts) 7 kilometros

Empezamos a las 7:00 am caminando, este día es el más tranquilo de todo el trekking aunque igual tiene su grado de pendiente, es una caminata corta todavía a baja altura y con varios view points muy bonitos. A medida que vamos subiendo los árboles se van haciendo cada vez más chicos y empiezan a aparecer los famosos arboles de altura del Kilimanjaro, el Scenecio kilimanjarí y la Lobelia dekenii. Llegamos temprano a Shira Camp en donde tenemos una vista privilegiada del Monte Meru ubicado en el centro del parque nacional Arusha, rodeado por savanna y una vida animal muy diversa incluyendo más de 400 especies de pajaros, monos, elefantes y leopardos. Realizamos una caminata de aclimatación a Shira cave, llamado así porque hay una cueva que antiguamente servía de refugio. También se puede apreciar el Shira Plateau que llama mucho la atención al ser una planicie bastante grande creada cuando el rio de lava del Kibo llenó el cráter del Shira. Por primera vez sentí un leve dolor de cabeza que con una buena cantidad de agua, té y sopa se va al rato. Jugamos un poco de cartas y a dormir, el día siguiente empezaría temprano y sería un poco más pesado.

Día 3: Shira Camp (3.840 mts) a Barranco Camp (3.950 mts) 10 kilometros

Aunque al final del día subiste solamente 110 metros, la realidad es que este día es uno de los más pesados y claves para la aclimatación ya que durante el día llegamos a las 4.530 antes de bajar al campamento en Barranco. Comenzamos a las 7 am nuevamente a través del Shira Plateau, luego de una caminata de 4 horas de caminata llegamos al punto más alto del día, Lava Tower, una torre de aproximadamente 90 metros formada de lava. Babu, el guía, me había comentado que este punto era muy pesado por el clima (viento frío y muy fuerte) y que mezclado con la altura no te deja quedarte mucho rato ahí. Luego de almorzar rápido comenzamos a bajar a Barranco Camp. Este campamento es uno de los más bonitos scenarios del trekking ya que está rodeado por Scenecio kilimanjarí. Durante el breafing de Babu en consideración a lo que se nos venía mañana, él me planteó la idea de saltarnos el campamento de mañana (Karanga camp) e ir directamente al último campamento antes de la cumbre, de esta forma tendríamos dos oportunidades para llegar a la cumbre, yo me sentía perfecto fuera de dolores de cabeza a ratos por lo que encontré que era una muy buena idea.

Día 4: Barranco Camp (3.950 mts) a   Barafu Camp (4.600 mts) 13 kilometros

Ya a horario habitual empezamos el trekking a las 7 am, el día comienza con 1 hora y media de escalada a través de Barranco Wall. Esta es la parte más difícil el día en donde la escalada en roca con mochila pesada, la altura y el frio generan mucho cansancio en el cuerpo. Una vez llegamos a la cima de Barranco Wall descendemos un poco a través de Karanga Valley pero solo para tomar ruta alternativa hacia Barafu, nuevamente vamos hacia arriba y con una pendiente un poco más pesada. Mientras vamos caminando hacia Barafu por primera vez veo los glaciares de cerca y me doy cuenta de que ya no estoy tan lejos, vegetación prácticamente ya no hay, estamos en desierto alpino. Llegamos al último campamento antes de la cumbre, este campamento es el más chico, mucho más angosto y con una vista impresionante de la cumbre. El breafing de hoy sería el más importante. Partiríamos a las 00:00.

Last Camp Barafu: foto del último campamento

Carpa y cumbre: mismo campamento, foto de mi carpa con la cumbre atrás

 

Día 5: Barafu Camp (4.600 mts) a Uhuru Peak (5.895 mts) a Mweka Camp (3.100 mts)

Nos despertamos a las 23:00 a tomar y comer algo, a las 00:00 en punto partimos la caminata al objetivo del trekking, Uhuru Peak. Babu me comentó que tipo 2:30 – 3 se pondría muy helado por lo que llevábamos mucha ropa de abrigo. Las primera dos horas íbamos perfecto, caminando pole pole (lento lento). Ya cuando llevábamos 3 horas y media caminando la temperatura bajó a -15 grados y la altura comenzó a hacerme efecto, empecé a sentirme muy débil, me quedaba dormido mientras caminaba y las piernas me chocaban. Estaba muy desganado ya que veía muchas falsas cumbres y sentía que no avanzaba dado el ritmo que llevábamos, en un momento dado Babu me dijo que no mirara más hacía arriba, que simplemente mirar el piso, yo ya no tomaba decisiones tenía la cabeza en otro lado. Dos horas y media después Babu me pide que levante la cabeza y veo el letrero de la cumbre, llegamos a las 5:55 am, justo cuando el sol estaba empezando a asomarse en el fondo, la verdad me sentía tan mal que no quería estar mucho tiempo ahí, saque LA foto correspondiente (no atiné a sacar más fotos) y empezamos a bajar. En la bajada me empecé a dar cuenta que no había sido el único que había sufrido un poco la subida, vi a muchos de las personas con las que me topaba en todos los campings pasándolo mal, muy atrás e incluso devolviéndose. Al pasar un rato me di cuenta que con Babu habíamos sido los primeros. Nos demoramos aproximadamente 3 horas en llegar devuelta a Barafu Camp en el cual todas las personas que te vas encontrando te felicitan (me sentía la raja). Llegamos, dormimos dos horas, desarmamos el campamento y comenzamos a bajar a Mweka Camp. El camino a Mweka Camp era un sendero muy bonito con vistas increíbles y a medida que bajábamos volvía la vegetación y la temperatura empezaba a subir de a poco, nos pilló una lluvia muy fuerte y al momento de llegar al campamento estábamos empapados. Mweka Camp es un campamento metido en medio de la vegetación, dado que todo estaba muy mojado simplemente cocinamos, jugamos cartas y a dormir.

Al día siguiente caminamos hacia el gate de salida y llegando nuevamente a Moshi fuimos todos a tomarnos una cerveza, gran final de viaje para una gran experiencia. 

La Crew: foto con los cabros antes de despedirnos de la montaña.

Cumbre Glaciares: los glaciares de la cumbre

 

 

3 may 2015 | | Aventura

Artículos Relacionados

Top De Ventas