Por sudamerica en combi - Semana 7

El viaje se traslada a Mancora...
Sem7
6 nov 2014 | | Aventura

Llegamos a Mancora. Este playa es el lugar más poblado de la costa que hemos estado, gracias a que es un lugar muy conocido turisticamente. La calle principal es la carretera que se encuentra llena de bares, restoranes, locales comerciales y ferias artesanales, donde se pasean motos taxi por todo el lugar. No se puede llegar en auto directamente a la playa, por lo que alojamos en un hostal llamado sol y mar que nos dejaron entrar y dormir en el auto. Este hostal es muy relajado y entretenido para quedarse, con gente que trabaja ahí muy abierta a los turistas y para hacer amistades. Muy recomendable para ir.

La playa de Mancora es una playa muy común, en que sus principales atractivos son las olas y el ambiente por la cantidad de gente que va, estando lejos de ser de las playas más bonitas del Perú. Nosotros tuvimos un día de playa acá y luego decidimos conocer playas cercanas para ir a ver y a disfrutar. Conocimos Organos, que es una playa más bonita por estar más ordenada, por su vegetación alrededor y por el color más claro del mar. Excelente lugar para hacer día de playa y buen lugar para surfear, ya que hay menos gente en el agua que en Mancora.

Otro día fuimos a Ñuro, otra playa cercana que es conocida por que habitan muchas grandes tortugas cerca de la orilla del mar, en donde las protejen para que se reproduzcan y así se encuentran algunas con edad cercana a los 80 años. Pudimos nadar con ellas teniendo cerca unas 10 alrededor. Son unos animales que se te acercan sin miedo y nadan alrededor tuyo, hasta tocándote con sus patas. No son agresivas, pero si las molestas pueden morder, como le paso a Charly que por tener tantas alrededor una se enojó y le dejó una cicatriz en la espalda.

En las noches Mancora se prendé de música y luces en todas sus esquinas, y mucha gente europea sale a tomar a bares o a bailar en discoteques a orillas del mar. Una noche hubo una fiesta al norte de Mancora que la gente se iba en motos taxi al lugar. Era una fiesta electrónica en un fundo entre medio de la vegetación de un cerro, que estaba ambientada para la ocasión con luces y pinturas psicodélicas muy entretenidas. La cantidad de gente, sobre todo europeos le dio mucho ambiente para una increíble fiesta bajo las estrellas que duró hasta largo rato después del amanecer. Nos gusto Mancora por su entretenida vida nocturna, pero es un lugar que se ha convertido en una playa muy dedicada al comercio, es por eso que hay un exceso de vendedores y tiendas que no hace de este lugar de nuestros favoritos.

Partimos luego, a Punta Sal, 20 kilómetros al norte. Esta playa es más un balneario más tranquilo con muchas casas a orillas del mar, por su larga playa. Es una playa muy bonita y distinta que las demás que hemos pasado, por el color del mar y la arena, además de estar muy bien cuidada y ambientada con muchas palmeras. La gente que vive allá son dueños de hostales o restoranes que todos se conocen y son muy gente. Conocimos a Jan y a Pepo que trabajan en un restorant a orillas del mar llamado Pirámide. Justo se habían cambiado de lugar ahí y nos toco conocerlos y compartir muy bonitos momentos, junto con una pareja de chilenos y unas chiquillas suecas. Muy recomendable el lugar por su ubicación, buena comida y buena onda.
Hay un mirador en Punta Sal arriba de un cerro que tiene una vista increíble de la playa y el mar, y que en temporada de ballenas se pueden ver ballenas jorobadas saltando. La temporada es de agosto hasta octubre, por lo que estaba terminando la temporada y no pudimos verlas, pero igualmente es muy recomendable ir al lugar.

Ya nos vamos de Punta Sal. Ahora nos toca pasar la frontera e irnos a Ecuador, después de haber estado cerca de un mes en el Perú. Se siente como si hubiera sido más tiempo, por la cantidad de lugares y gente que conocimos. Un País que impresiona por la calidez de la gente.

Vamos para Ecuador sin tener todavía claro hacia donde vamos a ir.

6 nov 2014 | | Aventura

Artículos Relacionados

Top De Ventas